Select Page

Los jugadores del Benfica ,Weigl y zivkovic, fueron llevados a un hospital de Lisboa después de que un grupo apedreara el autobús del equipo tras disputar el partido con el modesto Tondela, que acabó en empate a cero.

El incidente tuvo lugar cuando el autobús regresaba al centro de Seixal, a las afueras de Lisboa, momento en que fue atacado por unos desconocidos.

“Informamos que, por una cuestión de precaución, los jugadores Julian weigl y zivkovic  fueron llevados de inmediato al Hospital da Luz”, en la capital lusa, “para ser examinados”, apunta el Benfica  en un comunicado en el que ofrecen “total colaboración con las autoridades” para identificar a los responsables.